Saturday

Me ha ocurrido algo espantoso



Me ha ocurrido algo espantoso, el refugio anti-atómico que estaba construyendo se inundó debido a las fuertes lluvias y las filtraciones del terreno, menos mal que los libros los tenía metidos en bolsas de plástico, parece mentira que con todo el daño que le han hecho al medioambiente hayan servido para salvaguardar literatura que quizás y con ganas de inexistencia, me veré forzada a utilizar para reanimar las llamas en las gélidas noches del futuro. Empezaré con mis propios libros porque total, si ahora nadie los lee mucho menos en ese horizonte donde se olvidará hasta el abecedario. El juego de ajedrez se hundió misteriosamente, uno de los caballos fue el único que logró flotar en el desastre, hasta me pareció que me miraba con ojos suplicantes, como si me pidiera quitarle de encima una piedrecita al parecer bastante molesta. Lo más curioso es que las armas y las balas quedaron intactas, hasta se ven más relucientes, se conoce que están ansiosas por descargar el stress contra los zombies.
El caso es que llamé a un amigo de La Habana que vive en Hialeah, experto en derrumbes y apuntalamientos, y enseguida vino a mi auxilio. Desdichadamente no se puede hacer nada, sería como intentar salvar uno de esos edificios de la calle Obispo que ha sido declarado inhabitable. De todas formas me dio algunas sugerencias interesantes, una de ellas que construyera el refugio dentro de un submarino en alguna región seca, como el desierto de Mohave en Arizona donde dicen que se avistan naves extraterrestres y existe radioactividad ambiental, bastante útil en un momento dado por el rollo de la energía, incluso me dijo que él tenía contactos que me podrían vender alguno de los que sobrevivieron en Alemania de la II Guerra (le tengo que preguntar a mi amiga Marta para ver en dónde consiguió el suyo) y que los alemanes los tienen en rastros de chatarra, así que los venden bastante baratos, lo único malo según él es que las esvásticas están incrustadas en el metal y no se pueden borrar. Sinceramente no me preocupa eso, este antiguo símbolo de buena suerte que aparece en el hinduismo o el budismo, significa evolución del universo y entre otras cosas representa al sol, ese buen amigo que espero lo siga siendo por los siglos de los siglos a pesar del global warming, y muchos pueblos antiguos lo utilizaron, desde los apaches y romanos hasta los moches del Perú, lo que pasa que a Hitler (sin hablar de su propio origen incierto y los 17 millones de víctimas que desapareció de la superficie terrestre en apenas cinco años) se le cruzaron los cables y se lo robó descaradamente so pretexto del muy debatido origen ario, con eso y el bigotico le comió el coco a sus seguidores de aquella época y con eso los de ahora se dan el baño de la supremacía blanca, parece que nadie les ha dicho que los primeros pueblos que utilizaron las esvásticas no solamente eran blanquitos, sino también de piel oscura o estaban mezclados, mira tú por dónde van los tiros, seguro que tampoco saben que el origen del hombre se encuentra en el continente africano y que el color actual de nuestras pieles se debe a condiciones medioambientales y evolutivas, como por ejemplo, la mía y la de mis antepasados con seguridad se destiñó por comer tanta merluza en las nevadas regiones del mesolítico irlandés, amén de la timidez de los rayos solares. La verdad es que el desconocimiento es una de las peores desgracias. Bueno, también este símbolo representa la involución, esa fue la parte que le tocó al Führer y a su ejército de suicidas neuróticos, y es la que le toca a la suprema ignorancia.
Mi amigo también me dijo que los submarinos se podían conseguir en Rusia mucho más baratos pero que tenían el mismo problema con la insignia de la hoz y el martillo, que como todos saben nació de la internacional comunista, la hoz representa a los campesinos y el martillo a los obreros, increíble porque en las siguientes décadas Stalin se encargó de repletar Siberia con aquellos que no se quitaran la boina cuando él pasaba, no sólo intelectuales y artistas, también obreros y campesinos a montones … ¡y pensar que después de haber asesinado a 23 millones de personas, su bandera se pasea por el mundo como Pedro por su casa y miles la aplauden! Esto sin contar con los miles que sufrieron presidio y otros tantos millones de muertos que el comunismo dejó desperdigados por el ancho mundo, como sucedió en China durante el gobierno de Mao, que se cargó a 78 millones de almas sin embargo la banderita de la república popular está por todas partes, a veces hasta viene impresa en el fondillo de las muñequitas de porcelana que venden en las boutiques y la gente sólo dice “how cute” sin cuestionar nada más. ¿Y qué me dicen de esa isla que está al cruzar la calle? Ni se diga, con su trapo rojo y negro y un 26 super picúo en el medio que millones besaron a pesar de haber sido concebido por un grupito de sicarios oportunistas. Si algún día la Sierra Maestra se deshace en menudos pedazos con un terremoto, como la bandera de Byrne, las víctimas de la neurosis roja van a saltar como lágrimas de verano desde sus tumbas anónimas. Por cierto, esto de “lágrimas de verano” es una frase que solía decir mi abuela Ramona, que en paz descanse, algún día les haré la historia.
Volviendo a mi dilema del refugio antinuclear, al final ya no sé qué hacer, si comprar el submarino y mudarme para el Norte, quedarme tal y cual y cuando suenen las trompetas apocalípticas, tenderme en el suelo con mis hijitos de cuatro patas manteniendo la vista fija en el meteoro o el hongo radioactivo, o si mudarme hacia Arizona e intentar nuevamente el refugio subterráneo. Mientras tanto voy a ir organizando algunos detalles, he comprado dos linternas nuevas y más pilas, una tienda de campaña, dos sleeping bags, barritas de cereales y semillas para diversas siembras. Mi amigo de Hialeah me trajo de regalo la Colt 45 de su abuelo y la estoy engrasando, además pasé un mínimo técnico para aprender a confeccionar granadas caseras y construir invernaderos de recreo o cultivo para espacios pequeños. Hay días soleados y cuando llueve se llena la verja de cundeamores y lagartijas… es maravilloso poder respirar al aire libre, escuchar el graznido de los cuervos que vuelan detrás de los espíritus.

Texto y foto: C. K. Aldrey

Después de olfatear las noticias



Queridísimo Mundo:

Después de olfatear las noticias y dispararme los bajorrelieves de Baja-la-caja, los altorrelieves de Koko-republic, los ánimos y desanimos de esta “gran humanidad que ha echado a andar” -se suponía que a estas alturas ya fuera gigante y le hubiera dado la vuelta al globo cientos de veces-, las exaltaciones de la colectividad internacional con cuello de pajarita, las redes maqueavélicas que enmarañan y enfrentan unos a otros para salir ilesas y vivir del cuento, los misiles y soldaditos de plomo tipo Tal Chum al mando de un impresentable con cara de orinarse en las bragas, las locuras enlatadas y manipulaciones á la carte, los danzonetes iahavivi en reinos donde las hembras no pueden ir por las calles con sus rostros al aire libre y el abuso sexual institucionalizado a niñas es el tabule mal cocinado de cada día, más las ultrabarbaridades que se han dicho antes, durante y después de los huracanes que nos han devastado, como por ejemplo, que “Texas se merecía esa destrucción porque había votado por Mr. Trump”, que “ojalá Irma arrace con la isla de Cuba de punta a rabo” sin ni siquiera pensar en los pobres infelices que la habitan, “que ojalá que el huracán vaya para la Casa Blanca y la derribe”, esto dicho por un pseudo que vive en la isla pero cada vez que puede se viene a USA a disfrutar del bolsillo de conocidos y no conocidos y de la hospitalidad americana… definitivamente he decidido por la opción de comprar el submarino, pero no para utilizarlo como refugio atómico, sino para mudarme right away a las profundidades marinas con las sirenas no extinguidas y los iluminados pulpos y medusas gigantes. No hay remedio, comeos los unos a los otros, que mientras tanto y con mi locura cada vez más espantada, me voy a negociar con Verne.

Anyway, hablando de otra cosa, según el Dr. Nilton Custodio Capuñay, médico neurólogo y director del Instituto Peruano de Neurociencias, “se ha demostrado que a menos lectura, es decir, si se estimula menos el cerebro cognitivamente, se va a producir una disminución del volumen cerebral".  Ahora me explico del por qué algunas cabezas que he visto últimamente me han parecido más pequeñajas, por ejemplo, la del camaján insular con ínfulas dinásticas y su primogénita dentro del closet, que lo único que hacen es comer mucho, hablar catibía hasta por los codos y alimentar sus complejos napoleónicos con grandes dosis de estupidez. En fin, como “the black list” es larga mejor pasarla por alto, total que poco va a cambiar, o nada, si en algo tenemos que reafirmarnos es en la realidad que nos toca de cerca en el día a día, todo lo demás son quimeras orgásmicas de las neuronas, el concepto de lo bueno será siempre de bueno, lo malo super malo, las cabezas que decapitan nuestros contemporáneos ya lo fueron en la edad media, la balanza terrenal se moverá siempre en todas direcciones y a velocidad como la montaña mágica de un cuento de hadas o terror, al final de la vida seguiremos viendo lo mismo: las luces y las sombras en su adaptable eternidad.

Desdichadamente nunca dejaremos de malinterpretar la vida, el ego no dejará de estar expuesto a los embates inesperados que lo mancillan, el hecho de creerse único no es más que fragilidad y una manera de encubrirlo. A la hora de la verdad todos somos sobrevivientes con necesidades apremiantes en un mundo competitivo que gruñe. La amistad existe a partir del momento en que los intereses comunes se estrechan y salvo honradas excepciones -que por suerte me han tocado a través del tiempo- cuando éstos cambian desaparece. La elegancia y los gestos ceremoniosos de los espíritus mefistofélicos nos seducen, abrimos nuestras puertas a ese encanto retorcido de los depredadores de energía y entregamos nuestras almas con la inocencia de un niño. El poder divino de los ángeles es constantemente puesto en duda o sublimado, se desconoce por pura conveniencia que los ángeles son guerreros, vigilantes y justicieros, no querubines de bucles tornasolados y cachetes que parecen nalgas de bebé. A impresentables y bandoleros que humillan, desprestigian y condenan inocentes, las masas los aplauden, apoyan y reverencian. Las tribus de oportunistas, mentirosos y bandoleros aumentan con la existencia de la tecnología. Nos fascina echarle basura al tejado vecino y cubrimos el nuestro con toda clase de fruslerías inútiles para aparentar lo que no somos. Desde que nos bajamos de los árboles no hemos cambiado, dentro de cinco siglos (si antes no nos pilla un evento cataclísmico) seremos tal y como hemos sido concebidos, eso sí, con pinceladas robóticas. La paz y la guerra seguirán existiendo. No hay remedio, como bichos resistentes al uranio los HP’s seguirán asomándose a todas las ventanas para desvalijar a los incautos. Lo inefable también se pronunciará, incluso si nos tenemos que mudar hacia nuestros planetas vecinos. La belleza cambiará sus patrones pero belleza al fin nos aliviará de la asfixia cotidiana como ahora.  Y seguiremos haciendo cosas grandiosas y otras que nos desacrediten, y seguirán existiendo el amor y el odio, incluso implantados en los androides, porque la perfección consiste en el balance de dos vertientes opuestas que se atraen y rechazan como enemigos cordiales.

Ahora mismo, allá afuera, hay millones de personas desesperadas porque no se conocen a sí mismas, casi todo se les dificulta, no han tenido la oportunidad de verse por dentro, el ejercicio de la introspección le es ajeno debido a que la atención a lo sustancial es menospreciada, ya sea consciente o inconscientemente. La ignorancia y el desinterés por culturalizarse son cada vez más notorios. Los hechos se adulteran y cada cual tiene su versión de las cosas, nuestro egoísmo lo trastorna todo y coincidir es un milagro. Nuestros cerebros están en un proceso de agotamiento enorme, la locura se autoproclama regente. Si asesinan a un ciudadano incendian a Roma, si asesinan a un policía no se oyen ni las moscas. El bullying está a la orden del día y esto dispara hechos violentos en las escuelas, los hogares y las calles. Temo que la Democracia desaparezca, las alimañas siembran el fanatismo, la agresividad y por ende el desorden,  si realmente quisieran lo mejor para la humanidad no estarían envenenando la sociedad sino trabajando por y para su crecimiento y la paz, la insatisfacción las corroe, están autoalineadas y han ido perdiendo el sentido de colectividad. Quizás no saben que tienen miedo, que están recluídas y necesitan una voz interior renovadora y humilde.  Quizás desconocen que no existimos, que no somos más que el reflejo de algo que tuvo vida hace millones de años en algún lugar remoto del Cosmos y la luz nos impulsa por el espacio tiempo como un eco…

Sé que un día no sabré quién soy
no recordaré mi nombre
quedaré frente al espejo preguntando
quién es ese triste esperpento
que le grita a los muertos
y conversa con los árboles

sé que la vaciedad
invadirá mis neuronas
me arrastrarán remolinos violentos
al volcán de la mente
dejaré de volar
seré prisionera
de la luz que se extingue
sólo mis perros me observarán
con mirada compasiva
y yo les preguntaré
pasándole la mano por la cabeza
“quiénes son ustedes
de dónde vinieron”

pero
no importa
no importa

hace falta el olvido
que el alma descanse
y se pierda por esos caminos
del universo infinito
donde también nacen y mueren
las estrellas

donde los dioses
pronucian su voluntad
y los átomos se multiplican
para crear nuevos destinos

Un día no sabré quién soy
habré olvidado las guerras
los animales sangrantes
el egoísmo humano con su ferocidad
y su enferma egolatría

mi cabeza se convertirá en nido de pájaros
mis brazos en ramas y palmeras
mis ojos en cuencas desiertas

quizás mi última sentencia sea:
hermosa y petulante luna
que a los rayos del sol ignoras
y olvidas que por ellos brillas.

Texto y foto: C. K. Aldrey

Monday

Héroes cotidianos de la Pequeña Habana




Fotos: César Zeitun y Melvin Sánchez

"Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro"
-Platón (427 AC-347 AC | Filósofo griego)


Antes y después del huracán tocaron a todas las puertas de la vecindad y ayudaron con los preparativos: pusieron las cubiertas defensivas de las ventanas y las puertas con todo el material que les fue posible recopilar, incluso con puertas desechables y paneles de metal. Fue un trabajo arduo, de gran empeño, humanitario y solidario. Mucho tenemos que agradecerles, especialmente al promotor de acción e idea César Zeitun, quien con toda la buena voluntad del mundo puso manos a la obra desde el primer instante.



Merecedores de nuestro reconocimiento, desde el primer momento me sentí comprometida a difundir el trabajo heroico de estos hombres que entregan el corazón sin pedir nada a cambio. Después de la tormenta regresaron a las casas y comenzaron con la obra de desmantelar los paneles. Hoy pienso que a pesar del desastre ocasionado por "Irma" a su paso, hechos como este nos enseñaron que nuestro Queridísimo Mundo es también un lugar muy especial, donde los espíritus de buena estirpe salen a demostrar su altruismo cuando más se les necesita. 

En nuestro nombre, en el nombre de todos, les decimos que estamos eternamente agradecidos por su bondad y buena disposición. Gracias César, gracias Melvin, y gracias a Wilmer por ayudarnos a remover los escombros del patio y el techo.

Que Dios los bendiga! 

Wednesday

Huecos en el Artico



Noruega va a empezar a abrir huecos en el Artico para extraer petróleo. Desde el espacio parecerán enigmáticos cráteres con un cierto aire de romanticismo que estimularán la concupiscencia y la imaginación poética de los lunáticos… así es como los terrestres vemos a la pobre Luna, con sus mamellazos “meteorizados” -nada que ver con los gases digestivos, sino con esos cuerpos veloces y destructivos que se pasean por el Cosmos con tanta libertad.  La gran chiveta de todo esto es que menos del 1% de la población mundial protesta por este hecho sin precedentes, y digo “sin precedentes” porque casualmente Noruega ha estado a la vanguardia en la creación de energía renovable y de pronto… zasssssss!... se les ocurre a los noruegos la masacre -seguramente a dos o tres que bostezan en las reuniones del Congreso mientras sueñan con laberintos por donde salen euros y chorros contaminantes de sangre extraterrestre.

Hay una cosa cierta señoras y señores, “todas y todos”,  damas, caballeros, siervos, vasallos, proletarios y burgueses, ricos y pobres… si no detenemos a estos individuos que están desmembrando el planeta nos vamos todos para la Conchinchina, que ya no está en este planeta, sino en otra dimensión donde seremos desintegrados con laser, porque es tanta la mala fama que tenemos en el Universo, que ni siquiera nuestras réplicas nos abrirán la puerta…  bueno, eso es lo que dice Nostradamus cuando sale a pasear con su carrito de reciclaje por el Downtown.

En fin, que iba por un caminito y me dio mucha tristeza imaginarme este mundo sin osos polares, sin ballenas, focas y delfines, sin nutrias o esquimales. Me dio enojo comprobar la poca atención que la mayoría le presta a nuestro planeta y me supera la impotencia cuando observo el deshielo y las inundaciones, las carestías, la miseria y el hambre en las comunidades pobres, la muerte de especies que nunca más regresarán, todos los males que provocamos por indiferencia, indolencia o ambiciones personales.

Lo más probable sea que ya no esté aquí, como muchos de ustedes, cuando sea tarde para enmendar el da­ño que hemos hecho a nuestro queridísimo mundo, pero fue lindo soñarlo, creerlo posible.



C. K. Aldrey | 06-21-17

Photo by c.k.a.

Me estoy construyendo un refugio



"Rusia está implicada militarmente junto al régimen sirio de Bashar al Asad, mientras que EEUU apoya y arma a una alianza árabe-kurda rival y a rebeldes sirios." Por otra parte, los desmadres y las masacres en U.K., Venezuela, Francia, Medio Oriente, Korea, Alemania, la isla de enfrente, etc., etc., siguen manteniendo un protagonismo fuera de órbita en los medios masivos, y en la calle 8 aumenta el número de personas que hablan solas.
Por cierto, el refugio anti-atómico que estoy construyendo debajo del piso está quedando de lo más bonito, le he puesto hasta una lamparita adornada con imágenes del kamasutra y una mesita con un juego de ajedrez. El techo lo he decorado con un mapa estelar fluorescente. Ya tengo una buena recolección de libros, pomos de agua ¿potable?, latas de frijoles negros y casquitos de guayaba y galleticas de soda, también comida y litter boxes para los animalitos, dos colchones inflables, mantas y sábanas, un ventilador de pilas y un inodoro portátil. El shotgun y las dos pistolas con seis cajas de balas sólo me costaron 275 dólares, tremenda ganga. Ha sido un trabajo arduo porque como ya saben, el subsuelo de South Florida es pantanoso y acumula mucha agua, pero así y todo hemos logrado hacer un respiradero con filtros especiales para evitar la entrada de radioactividad y bichos contaminados.
Ya les iré informando de todo lo que voy guardando, es de lo más entretenido, estoy pensando en pintar las paredes con animales prehistóricos y hombrecitos verdes, que como todos sabemos son nuestros ancestros marcianos.
El humor negro nos salva.
Feliz tarde.


Foto: C. K. Aldrey

Así se hace la Historia a veces...



Así se hace la Historia a veces... algún día nos enteraremos que Nerón era, efectivamente, el perro de un emperador, y que Iván el Terrible fue más dulce que una panetela moscovita. ¡Dios santo! Esta definición la encontré en Internet:
“…Che Guevara also known as El Che, was an Argentine Marxist revolutionary, physician, author, guerrilla leader, diplomat, and military theorist. A major figure of the Cuban Revolution, his stylized visage has become an ubiquitous countercultural symbol of rebellion and global insignia in popular culture.”
"... Che Guevara también conocido como El Che, fue un revolucionario marxista argentino, médico, autor, líder guerrillero, diplomático y teórico militar. Una figura importante de la Revolución Cubana, su rostro estilizado se ha convertido en un símbolo omnipresente contracultural de rebelión, y emblema mundial dentro de la cultura popular ".
Increíble, con todos esos atributos yo no me hubiera ido a Bolivia a pasar trabajo, total que en La Cabaña todo era mucho más divertido, no había que correr tanto para entrarle a tiros a la gente. Así que "teórico militar"... wow... esa no me la sabía... "rostro estilizado"... "símbolo omnipresente"... "autor"... "diplomático"... "emblema mundial"... por favor, necesito un vaso de agua... no, necesito tres vasos de agua, uno para el Padre, otro para el Hijo y otro para el Espíritu Santo... es decir, cuatro vasos de agua, uno para mí también, porque para tragarse el tamal cheguevarista hay que rezar y sentarse al lado de un chorrito... y luego te enteras que en plena calle 8 varios pendejos con camisetas rojas y la siniestra imagen del difunto estampada en pleno pecho, salieron a protestar en contra de lo que fuera, y digo "de lo que fuera" porque estoy segura que ni sabían por qué protestaban, lo más probable es que oyeron por ahí "viene Trump a Miami" y lo primero que se imaginaron fue el río Bravo lleno de pirañas y un muro descomunal.
Bueno, el caso es que este señor fue uno de los asesinos más calculadores, fríos y mal hablados de América Latina... que no, que no era cubano, pero qué más da, para mí fue y seguirá siendo del mismísimo Infierno, y no es chismecito de barrio, me lo dijo Dante Alighieri mientras nos tomábamos un café en la bodeguita de la esquina.


C. K. Aldrey
Miami, junio 2017

Thursday

Calentamiento global... cambio climático... sí o sí?



Luego de haber leído un montón de disparates por todo Internet producto de la desinformación, las influencias y los fanatismos políticos, aquí dejo mi opinión respecto a uno de los temas más CALIENTES del momento. Después de haber estado por años consultando minuciosamente las webs de  NASA, Smithsonian, National Geographic, Discovery, The Nature Conservancy, Science Daily, etc.,  puedo decir tranquilamente que desde el punto de vista científico el calentamiento global, también conocido como cambio climático, es en parte un fenómeno natural que ocurre cíclicamente en el planeta PERO lo que ha complicado el asunto en la crisis actual, no es otra cosa que la contaminación y sus efectos colaterales en el medioambiente, especialmente los producidos por la emisión de gases tóxicos como los creados por el carbón. Por ejemplo, el 20% de la contaminación en California es “importada” de China, llega a través del océano Pacífico impulsada por las corrientes y se filtra en el continente americano, increíble pero cierto. Se sabe que China es el país que más contaminación produce, es una tragedia tremenda, miles de personas mueren anualmente como resultado de enfermedades provocadas por la contaminación, los ríos de China están sobresaturados de desechos tóxicos, por tanto el agua no sirve para el consumo humano sin embargo la utilizan entre otras cosas para el riego, con lo cual la población está consumiendo productos contaminados, por algo en estos precisos momentos China está a la vanguardia en la creación masiva de energía renovable, porque además incrementa considerablemente la creación de puestos de trabajo, mucho más de la que genera la explotación del carbón y el petróleo, los mayores causantes de la contaminación ambiental.

Si la contaminación sigue escalando de la manera que va hasta ahora, tanto en China como en USA o cualquier parte del mundo, en pocos años la atmósfera será irrespirable, desaparecerán especies tanto marinas como terrestres –algo que ya está sucediendo, de hecho un 50% ya ha desaparecido-, la salud de las nuevas generaciones será un desastre, nuestro hermosísimo mundo irá muriendo poco a poco. Es una realidad, NO ES FICCION. Los mares están hasta las narices de plástico y porquerías de todo tipo, arrasamos con los bosques, acribillamos a balazos a los animales, llenamos las ciudades de humo, todo eso influye negativamente en el cambio climático, lo que estamos haciendo es acelerar e incrementar los efectos catastróficos en el proceso y cerramos los ojos, porque siempre es más cómodo verlo desde lejos y dejar que los responsables de tomar las decisiones hagan y deshagan de acuerdo a su conveniencia.

Hoy es cuando nos tiene que importar, hoy es cuando tenemos que hablar y trasmitir nuestra inquietud a todos los niveles, porque no es justo que nos quedemos callados, que por complicidad o “encantamiento” políticos menospreciemos el verdadero significado del problema y sus consecuencias desastrosas para la humanidad. No hay que verlo como “política” en sí, no lo es, ni derechas, ni izquierdas, ni centros ni nada parecido, hay que verlo como una crisis ecológica global porque nuestra madre Naturaleza se está enfermando y hay que evitar que agonice, se trata de la supervivencia humana, de nuestros bosques, de la salud de todos los seres vivientes, NO SE TRATA de partidos, por Dios, se trata de preocupación REAL por la existencia saludable del planeta Tierra. Tampoco se trata de negar el desarrollo industrial y tecnológico, se trata de hacerlo con los medios adecuados, de promocionar energías limpias o renovables, energías que no dañen a la naturaleza.


Escriban a sus senadores, a sus alcaldes, a sus representantes, firmen las peticiones que aboguen por leyes que protejan el medioambiente, enseñen a sus hijos a valorar la naturaleza, eduquen a las comunidades, porque lo estoy pronosticando, lo estoy visualizando: si cerramos los ojos ahora llegará el día en que lo estaremos lamentando. Y créanme, no son “teorías apocalípticas”.

C. K. Aldrey
Photo: CBC

Wednesday

Un poema y un amigo entrañables




Karin

                        Ecos del ayer, del hoy y de siempre
 

Cuando sonríes, el corazón, deslumbrante,
respira con reposada cadencia.
Cuando sufres, una dolorida lágrima interior
se funde silenciosa con la lluvia que madruga.
En tu dicha y en tu llanto el vivir se hace presencia,
y aun cuando tu ausencia se haga lejana,
impaciente, el recuerdo reclama tu regreso.
Cuando el sosiego habla quedamente
tras la tormenta de tu silencio,
hasta tu mirada es palabra que acaricia el viento.
Y cuando en la noche meridianamente clara
tu despertar se abre al incipiente horizonte,
peregrina se siente tu alma errante
en el surco abierto por las evanescentes pisadas
de tus furtivos y transparentes sueños.
Suena entonces el murmullo de tu voz somnolienta
caminar al socaire de la brisa que palpa,
con asombrado y fingido balbuceo,
el leve susurro de un suspiro que acaricia el tiempo;
suspendido tiempo de humanos recuerdos.

Tus idas y venidas, vestigio de un pasado aún presente,
perdurarán en el mañana que ya amanece,
reverberación jovial de un esforzado
y comprometido vivir-viviendo.
Solidario abrazo el tuyo, corazón entrañable,
compartido en el ayer, el hoy y el mañana,
huella indeleble de siempre.
Y tu voz, despierta y viva del alba al ocaso,
alumbra el camino que hermana
la alegría y la tristeza de lo humano
con la imagen de un sutil guiño de complicidad 
vivamente humano, demasiado humano.

Para ti, Karin, dulce y hermosa palabra,
memoria viva sutilmente atada
a entrecortados y sonoros ecos;
plenitud de sentido de la palabra agraciada
con el asombroso don concedido
de enlazar lo inefable y lo humano.
Para ti, mi añorada Karin,
con el corazón abierto de quien, añorándote,
te rememora con el afecto de una sonrisa compartida
en el arrebol radiante de un hasta luego;
de un hasta siempre, alma entrañable,
entrañable compañera…, hermana.


Málaga, Primavera de 2016
TEXTO:
Ecos del ayer, del hoy y de siempre
José Manuel Serrano
DIBUJO: 
"El árbol de la amistad" by C. K. Aldrey

Sunday

Qué nos pasó





Qué nos pasó… ni siquiera voy a juzgar, ya tengo bastante con las condenas a mí misma cuando soy débil y no perdono… sí, porque para perdonar hay que ser fuerte, tener mucha Fe en los seres humanos, rendirse ante la misericordia y dejar que la corriente de esa fuerza nos arrastre sin ofrecer resistencia, algo que ya no puedo hacer. Es muy difícil después de haber sido atropellado, vejado, marginado, ofendido y blanco de injusticias, cerrar los ojos y entregar nuevamente el corazón, frase que por otra parte se escucha como un bolero, tal y como a veces es la vida para nosotros los cubanos.

Qué nos pasó, me digo, en qué punto de la Historia nos convertimos en esto que somos, y no hablo de personas en particular porque sería arbitrario, hablo de una nación, de una identidad espiritual, de la cultura que nos define, de las tradiciones que fueron enriqueciendo nuestra nacionalidad y nos imprimieron su consistencia con un sello indivisible. Qué somos hoy en este caos de orillas y distancias, qué hacemos con el lastre de la violencia y el desorden, a dónde ha ido a parar aquella estirpe que nos enorgullecía, en qué fosa inmunda hemos vertido el lenguaje -ahora tan basto y destructivo-, el comportamiento social y la lealtad a nuestros principios.

Qué nos pasó, me pregunto una y otra vez, por qué lo permitimos. Quizás solo sea uno de los tantos procesos que desde siempre han ocurrido en la humanidad, quizás y salvo las excepciones que conocemos (mártires y disidencia), no tuvimos la oportunidad de madurar y nos sorprendieron cambios que no supimos enfrentar a nivel colectivo, quizás nos abandonamos por inercia, miedo o abstracciones a un camino impreciso por carecer de otras alternativas, quizá es que el hombre desde sus comienzos fue duramente golpeado por la vida y su instinto de supervivencia lo sentenció a ser instrumento de las circunstancias y a las ilusiones como contrapartida.

Qué nos pasó. Sin pretender ahondar en el tema porque se necesitarían siglos, pienso en Osmani García, pero no el reguetonero (no sé ni cómo se escribe esto) sino como el joven perteneciente a una generación extraviada. Más que sus declaraciones erráticas y contradictorias, me impactó su actitud agraviante, violenta y procaz. Primero sentí un disgusto tremendo cuando vi el video, luego una especie de acritud defensiva, y por último pavor, diría que con abatimiento. Un superviviente más, me dije, perteneciente a una generación que ha sido marginada a la inconsistencia, el desarraigo feroz y una penetración ideológica perversa.  Pienso en cuánto habrán sufrido los cubanos de la isla durante todas estas décadas, cuán maltratados han sido. Pero no es nuevo, no es un hecho aislado en el mundo, nunca lo ha sido. Según Voltaire -del que no soy devota por su ferviente antisemitismo- la historia de los grandes acontecimientos del mundo apenas es más que la historia de sus crímenes, y en esto tenía toda la razón.

Qué nos pasó. Acaso lo haya definido en parte y de antemano con este poema de mi libro inédito “Numeria: veinte sentencias apocalípticas”.

VIII

Cazábamos juntos
y compartíamos el fuego
bajo la luna
atentos al rugido
de las fieras

un día
quisimos contemplarnos
pero habíamos abierto
una brecha infinita
nos separaba
el insondable abismo

después olvidamos
nuestro origen
las ramas del árbol
se fueron torciendo
y envejecían
sin recuerdos.

La subsistencia
nos convirtió
en adversarios.


Texto y foto: C. K. Aldrey

08-23-2015

Saturday

Correveidile


No me lo puedo creer, lo hace frente a un usuario del supermercado, es decir, delante de mí… sssssssssssssssporque usted sabe que ella es esto y lo otrosssssssssss… ¿qué se cree?... déjeme decirlessssssssss…. patatín patatánssssssss… El insidioso va guardando en la bolsa mi mercancía mientras en plan cotillera de barrio escupe veneno al oído del supervisor, que en ese momento se encuentra cuadrando la caja registradora… ssssssss… el cuasimurmullo y la forma en que mueve los ojos imprimen al monólogo cierto aire macabro que da repugnancia. Desvío la mirada y veo a la víctima trabajando sin parar, atendiendo a los clientes, colando café, preparando sándwiches, enjuagando las tazas, una chica amable que por encima de la ropa se le nota que lo menos que desea es estar en bronca con nadie, la pobre ni se imagina la grandísima porquería que le están haciendo. El supervisor escucha, escucha, escucha, va procesando el chisme pero no dice absolutamente nada, trata de enfocarse en el trabajo, pero… ¿por qué no contesta? ¿Por qué no manda a callar al desgraciado? ¿Será porque tiene un archivo mental donde guarda información de posible utilidad para los malos tiempos? Muchos jefes necesitan del servicio cizañero de los soplones para mantenerse al día de las cosas que suceden a intramuros de los negocios, y si viene al caso, usarlo para deshacerse de personal cuando la economía les aprieta los zapatos, pero si permiten estos episodios, sobre todo frente al público… ¿tendrán cerebro suficiente para diferenciar verdades de mentiras? Por ejemplo, suponiendo que hubiera algo de cierto en lo que ese individuo dice… ¿cómo se puede confiar en una persona que urde intrigas en contra de sus compañeros de trabajo?

Siempre hay tipejos dispuestos a ganarse medallas desacreditando a los demás, envidiosos que se afanan en crear tensiones para subir al andamio del oportunismo, y siempre los que reclutan y toleran a esta ralea de impresentables. Por otra parte, ¿qué tal un poco de ética profesional? ¿Cómo es que se permiten escenas de este tipo frente a los clientes? Quizás pido demasiado, queridísimo mundo… porque la ética es un dinosaurio que viaja en un barco que se hunde.

-2-

A propósito de…

Los siguientes pertenecen a mi libro en proceso
Numeria: veinte sentencias apocalípticas.

XI

¡Dios mío!
En Italia hubo un terremoto
y murieron mil doscientas personas.

¿Se enteraron?
En Italia hubo un terremoto
y murieron tres mil personas.

¡Qué horror!
¡Han muerto cuatro mil personas en Italia
producto de un maremoto!

La tradición oral del planeta
pica y se extiende.

Por cierto…
en Italia no hubo ninguna catástrofe
sucedió en una región
casi despoblada de la China
y sólo murieron tres chinos
y dos turistas italianos.

XIX

Al azul
lo convierten en rojo
al rojo en amarillo
al amarillo en verde…
y el verde adquiere
después del embarre
cualquier tonalidad
menos verde.
Así funciona
la transmisión de palabras
cuando las lenguas queman
y las neuronas fallan.
Numeria
está abrasada
por el fuego
de Omega.


C. K. Aldrey
Ilustración: Caricatura de Mark Anderson